PANZERJÄGER Y CAÑONES DE ASALTO

PANZERJÄGER Y CAÑONES DE ASALTO
Ficha técnica
Editorial:
HRM EDITORIAL
Año de edición:
Materia
HISTORIA
ISBN:
978-84-17859-05-3
Páginas:
528
Encuadernación:
Rustica
Disponibilidad:
CONSULTAR DISPONIBILIDAD

23,99 €
Comprar

El frente del Este hizo patentes las limitaciones de los carros de combate alemanes. El T-34 y el KV-1 demostraron que el blindaje yla potencia de fuego de los panzer resultaban insuficientes para enfrentarse a los tanques soviéticos. Mientras las nuevas generaciones de carros salían de los tableros de diseño dando lugar a las familias Tiger y Panther, hubo de echarse mano de soluciones de emergencia para suplir esas carencias.
Los cazacarros (panzerjäger) nacieron de la urgencia de la Wehrmacht mientras salían de fábrica los nuevos diseños de panzer en buscar una solución de compromiso. Para ello, instalaron en chasis de modelos obsoletos o capturados, cañones contracarro capaces de neutralizar a los carros rusos. Como la fórmula era barata, se siguieron fabricando con posterioridad a la aparición de los Tigers y Panthers.
Los cañones de asalto nacieron de la necesidad de apoyo directo a la infantería y fueron asimilados por el arma de Artillería. Aparte de esta función, algunos modelos, como el Stug III cumplieron una función sobresaliente como cazacarros.